Presentación de Resultados Estudio Educación Inicial y Migración

Show all

El viernes 27 de septiembre se realizó a los profesionales de Focus, la presentación sobre los resultados y las conclusiones del estudio “Inclusión de niños y niñas migrantes y sus familias en el sistema de Educación Parvularia”. La Instancia contó con la participación de Antonia Valdés y Begoña Veloso, jefa y coordinadora de proyecto, respectivamente.

Por Juan Pablo Muñoz Nenen

Identificar y analizar las barreras a las que se enfrentan niños y niñas y sus familias en situación de migración en Chile para alcanzar una inclusión efectiva en el sistema de educación parvularia, fue el objetivo del estudio desarrollado por Focus en el marco de un trabajo conjunto encargado por Unicef y la Subsecretaría de Educación Parvularia. La investigación se inició en septiembre de 2018 y finalizó en febrero de 2019, y contempló 12 estudios de caso en salas cunas y jardines infantiles con alta concentración de niños y niñas en contexto migratorio en las regiones de Antofagasta y Metropolitana.

De acuerdo con Begoña Veloso, investigadora de Focus y autora del proyecto, los hallazgos y conclusiones derivados del estudio se agruparon en cuatro grandes temas: las implicancias que tiene para la inclusión la normativa actual y los soportes institucionales vigentes; la evidencia de estrategias autogestionadas para la inclusión; los apoyos en el proceso de adaptación que entregan las unidades educativas a las familias; y, finalmente, la barrera idiomática.

Respecto al primer hallazgo, las autoras señalan que, de acuerdo con los resultados del estudio, no existen barreras de acceso a niños y niñas en contexto migratorio en las definiciones institucionales de Junji y Fundación Integra. Ahora bien, mientras que en Junji las familias migrantes en situación migratoria no regularizada o en calidad de refugiadas son primera prioridad para el acceso, en Integra no se considera una priorización especial para estas, focalizando en la situación de vulnerabilidad familiar.

Asimismo, la investigación identificó que el acompañamiento técnico que reciben las unidades educativas es sin dedicación exclusiva ni con especialización en interculturalidad, teniendo foco en compartir prácticas que abordan la barrera idiomática de las comunidades de origen haitiano, y con énfasis en potenciar la reflexión en los equipos directivos.

En segundo lugar, se evidencian diversas estrategias autogestionadas por los establecimientos para la inclusión en los jardines infantiles y salas cunas, las cuales se materializan mediante acciones de reconocimiento cultural en actividades festivas, adecuación en el lenguaje cotidiano y la incorporación de material didáctico con pertenencia cultural. Todo lo anterior se realiza de manera muy discrecional por cada una de las unidades educativas.

Un tercer hallazgo, tiene relación con los apoyos desde la unidad educativa a las familias en este proceso de adaptación. Aquí, según las expositoras, se identifican procesos de aculturación a ritmos distintos entre los integrantes de la familia, lo que representa una preocupación por la pérdida de elementos culturales e identitarios de sus países de origen en los niños y niñas.

Finalmente, el uso exclusivo del creole por parte de algunas familias haitianas que todavía no hablan español ha impactado en la comunicación con los equipos de educadoras, en la participación en espacios de reflexión respecto al desarrollo de niños y niñas y, en ocasiones, generado exclusión de instancias pedagógicas. Frente a esta barrera, la investigación identificó que las unidades educativas han implementado prácticas como el uso de intérpretes o el apoyo de apoderados en aula, las cuales son autogestionadas no encontrándose institucionalizadas.

Si quiere conocer más sobre el estudio “Inclusión de niños y niñas migrantes y sus familias en el sistema de Educación Parvularia” entrar al siguiente link:

Estudio Inclusión de Niños y Niñas Migrantes
developed-zet