Show all

Últimamente, varios colegas me han preguntado qué tiene para ofrecer el Mindfulness o la atención plena al confinamiento o cuarentena que estamos viviendo producto de la pandemia del Covid-19. Antes de contestar, quiero contarles que llegué a esta técnica derivada del budismo luego de múltiples episodios de ansiedad en distintas etapas de mi vida. De lo anterior, ya han pasado ocho años desde que la integré a mi rutina para prevenir y reducir el estrés, además de enseñarla como instructor.

Por Francisco Covarrubias Izquierdo.

Como a muchos y muchas, el teletrabajo y la crianza -en mi caso un niño de 3 años- me ha puesto al límite de mi salud mental. Por suerte, he podido contar con la práctica diaria de Mindfulness, a través de plataformas como Zoom y desde ese lugar, estoy convencido que al menos este tipo de meditación cuenta con cuatro aspectos de gran utilidad para cuidar nuestra salud física y mental.

Primero, nos invita a detenernos y meditar, practicar posturas de yoga o al menos a hacernos conscientes de lo que estoy haciendo en cada momento del día, permitiéndome reducir la rumiación o el “quedarse pegado” con el bombardeo de noticias, a través de WhatsApp o los medios de comunicación.

Segundo, esta técnica nos abre el camino de la aceptación, de lo que está pasando fuera de la casa o el departamento y las reacciones que surgen de aquello. Aquí, la aceptación no significa resignación, porque cuando estoy atento y soy consciente, puedo modificar aquello que necesitamos cambiar y aceptar lo que escapa de nuestros límites, como, por ejemplo: la pandemia, el confinamiento o el compatibilizar trabajo y crianza.

Tercero, el estar atento permite desarrolla la mente de principiante o el observar con curiosidad. Si estoy confinado y con trabajo desde la casa, todos los días pueden parecer iguales, por lo que el Mindfulness es una ayuda para percibir la realidad como si fuera la primera vez que la veo, en la medida que tengo la mente dispuesta a descubrir los matices que hacen distinto un día de otro.

Y, por último, me propone no obcecarme con el logro profesional, los temas de paternidad o la educación de los hijos. Por el contrario, nos habla de la importancia de tratar a otros y a nosotros mismos con bondad. Rescatando ese instante para “apapacharnos”, como un momento importante del día, en este tiempo en que la crítica abunda y las malas noticias acechan.

Tal como dice la Organización Mundial de la Salud, el coronavirus es una pandemia que ha afectado el rumbo normal de nuestras vidas, una calamidad. Sin embargo, si estoy atento, también puede ser una oportunidad para estar más conectado conmigo mismo, con mi presente y con las necesidades de los demás.

MINDFULNESS EN 15 MINUTOS

Un espacio de meditación antes del teletrabajo o solamente para iniciar el día con buenos pensamientos, es la invitación del equipo de Desarrollo Organizacional de Focus. Una actividad abierta a todo público y que se transmitirá durante este periodo de cuarentena, todos los lunes, miércoles y viernes de 8:45 a 9:00 horas por Instagram Live.

¡Sólo debes ingresar desde tu cuenta de Instagram, buscarnos como @focus_chile y seguir los pasos que te entregamos a continuación!

developed-zet