Diplomado en Comunidades de Aprendizaje congrega a representantes de Chile y Latinoamérica

Show all

Reforzar las competencias de profesores y otros profesionales ligados a la educación bajo un modelo centrado en una formación integral de calidad para los establecimientos más vulnerables, es el gran objetivo del innovador Diplomado en Comunidades de Aprendizaje que se realizó entre el día lunes 9 y el viernes 13 de mayo en Chile. Este programa cuenta con el respaldo de la empresa de cosméticos Natura, el principal promotor de esta metodología pedagógica en los países donde tiene operaciones.

Impartido por la Facultad de Psicología de la Universidad Adolfo Ibáñez (UAI) en conjunto con Instituto Natura, el apoyo técnico de CREA de la Universidad de Barcelona, España; NIASE de la Universidad Federal de San Carlos, Brasil, y CIPPEC, Argentina, y la colaboración de la consultora chilena Focus, este diplomado se presenta como una alternativa única dentro de la oferta académica disponible actualmente en Chile y Latinoamérica.

Está dirigido a educadores, sociólogos, psicólogos educacionales, administradores públicos y técnicos superiores en educación interesados en convertirse en Formadores de Comunidades de Aprendizaje con el fin de apoyar la transformación social en las escuelas.

La apertura del primer módulo del programa contó con la participación de Carlos Álvarez, coordinador nacional de Educación Básica del Ministerio de Educación, quien señaló que “esperamos que nuestras escuelas y liceos se transformen en verdaderas comunidades de aprendizaje, donde no solo sean los estudiantes los que aprendan, si no también los docentes y las familias”.

Por su parte Teresa Izquierdo, gerenta Técnica de Focus, y una de las impulsoras del Diplomado, dio la bienvenida a los participantes, agradeció a todas aquellas instituciones y personas que colaboraron en la implementación de la iniciativa, especialmente a Natura, Instituto Natura y la Universidad Adolfo Ibáñez, e invitó a los presentes a soñar con la transformación de las escuelas de nuestro continente.

La formación contó con la participación de destacados relatores internacionales. Entre ellos, Rocío García Carrión, investigadora del Centro Especial de Investigación en Teorías y Prácticas Superadoras de la Desigualdad (CREA) de la Universidad de Barcelona; Adriana Marigo, representante del Núcleo de Investigación y Acción Social y Educativa (NIASE) de la Universidad Federal de San Carlos, y Renata Grinfeld de CIPPEC, quien cuenta con una amplia experiencia como coordinadora de formación en Argentina, Chile, Perú, Colombia y México por el Instituto Natura. El decano de la Facultad de Psicología de la UAI, Jorge Sanhueza, tuvo una activa participación como formador de Comunidades de Aprendizaje.

El segundo módulo se dictará también en Chile, entre el 4 y el 9 de julio. El tercer y último módulo, tendrá lugar en cada país durante el segundo semestre de 2016, y para completar la formación y recibir la certificación, los participantes deberán cumplir con horas prácticas en establecimientos educacionales y realizar una investigación.

¿Qué es Comunidades de Aprendizaje?

Esta iniciativa surge en el CREA de la Universidad de Barcelona y en 1995 comenzó a funcionar en centros educativos de España. Actualmente en Latinoamérica está presente en Brasil, Argentina, Chile, México, Perú y Colombia con más de 600 escuelas que se han transformado a una Comunidad de Aprendizaje o implementan Actuaciones Educativas de Éxito.

La participación e interacción con la comunidad son ejes clave del modelo que promueven, por tanto, involucra a todos aquellos que, de forma directa o indirecta, tienen influencia en el aprendizaje y desarrollo de los estudiantes. Tal es el caso de las familias, parientes, amigos y vecinos.

Basado en el Aprendizaje Dialógico, los establecimientos incorporan las Actuaciones Educativas de Éxito: Grupos Interactivos, Tertulias Literarias, Participación Educativa de la Comunidad, Biblioteca Tutorizada, Tertulias Pedagógicas, Formación de Familiares y Resolución Dialógica de Conflictos.

En Europa, hay experiencias que dan cuenta que las Comunidades de Aprendizaje han mejorado todos los índices relativos al aprendizaje, la convivencia y cohesión social, los índices de abandono, repetición y fracaso escolar, entre otros.

En Chile, el primer colegio en sumarse fue el Colegio Nazaret de Alto Hospicio. Hoy, el proyecto también está presente en la Escuela República de Argentina de Padre Hurtado, el Colegio Valle de Mallarauco de Melipilla, el Colegio San Agustín de Cerrillos, el Liceo Yobilo de Coronel, la Escuela Dagoberto Campos Núñez de Vicuña, el Colegio Paulo Freire de La Serena y el Liceo República de Brasil de Santiago, conformando una Red de Comunidades de Aprendizaje que ya ha impactado a más de 3.500 niños.

developed-zet