Con participación del Mineduc, se realiza II Foro Comunidades de Aprendizaje en Chile

Impulsado por Natura en Chile, con Focus como aliado estratégico, en conjunto con Instituto Natura, Educación 2020, Universidad Adolfo Ibáñez, Plural, Ágape Educación y el patrocinio de la Unicef, el proyecto Comunidades de Aprendizaje tuvo su II Foro en el país. El espacio de discusión y difusión del modelo pedagógico, centrado en una educación integral de calidad para los establecimientos más vulnerables del país, basado en un conjunto de actuaciones educativas de éxito dirigidas a la transformación social y educativa, contó con la participación del Director de la División de Educación General del Ministerio de Educación, Gonzalo Muñoz, además de invitados internacionales, entre otros.

Estas actuaciones, que son experiencias universales y transferibles, fundadas en la evidencia científica, integran a la comunidad en la sala de clases, innovación que utiliza Comunidades de Aprendizaje para incrementar, por ejemplo, las competencias básicas en lectura de sus alumnos de 17% a 85%, según la experiencia de la Comunidad Europea. Cómo lo hicieron, fue lo que compartieron hoy los expertos internacionales en este II Foro Internacional.

Con presencia de expertos en educación, directores de escuelas, profesores, investigadores, entre otros asistentes, Gonzalo Muñoz entregó las palabras de bienvenida, demostrando el interés que tienen por este proyecto y su desarrollo en las escuelas de nuestro país, asegurando que “como gobierno buscamos fortalecer las comunidades, contribuir a crear comunidades (…) ya que la construcción de éstas, es el eje de una educación de calidad”. En este contexto, agregó que “entendemos que parte del desafío fundamental de nuestro sistema es construir comunidades donde el aprendizaje es asunto de todos”.

En este marco, participaron directores de escuelas y profesores, tanto chilenos como extranjeros, quienes relataron las principales conclusiones y experiencias de esta transformación que llevaron a cabo los establecimientos que dirigen, motivando y fomentando, con resultados concretos, la transformación de más escuelas, que hoy suman más de 400 en todo el mundo.

Sergio Trujillo, director de la Escuela Nazaret de Alto Hospicio, la primera que decidió adoptar este modelo en Chile, compartió su experiencia y aseguró que “Comunidades de Aprendizaje nos ha ido conquistando a nosotros como colegio. Todo nos ha ido resultando paso a paso, tenemos grupos interactivos constantes, desde pre kinder hasta segundo medio y ha sido muy especial, los papás están súper contentos y los niños muy motivados”. Cabe destacar que la Escuela Nazaret tiene un 93, 7% de vulnerabilidad escolar, está a 800 metros de un basural y muy cercano a la cárcel de Iquique, “ese es nuestro contexto, pero nosotros vemos la oportunidad de Nazaret (…) Somos un colegio muy abierto a la comunidad, pero cuando conocimos Comunidades de Aprendizaje lo pudimos poner en concreto. Esto es lo que necesitamos” concluyó Trujillo.

Respecto de estos avances, Carolina Briso, Gerente de Comunidades de Aprendizaje del Instituto Natura, comentó que “las escuelas en Brasil están sobrecargadas de proyectos y programas, pero cuando entienden la importancia de Comunidades de Aprendizaje como la creación de una cultura en la escuela, conseguimos un espacio muy grande y un apoyo de todos los profesores”. En este contexto, la ejecutiva aseguró que ya tienen 90 formadores certificados de Comunidades de Aprendizaje en el mundo, universidades, personas de las secretarías de educación, directores, ONG, institutos y fundaciones. “Es toda una red la que se está formando para que cada vez sea posible en más escuelas (..) Lo importante es que esta transformación sea una decisión y no una obligación”.

Adicionalmente, el II Foro de Comunidades de Aprendizaje, contó con la presencia de María Padrós, profesora de la Universidad de Barcelona e investigadora por más de 10 años en el centro de investigación, CREA (Centro Especial de Investigación en Teorías y Prácticas Superadoras de Desigualdades), cuyas líneas de trabajo están orientadas a la educación democrática, superación de las desigualdades, educación de personas adultas y juventud.

“En las Comunidades de Aprendizaje hay una preocupación por el aspecto académico, pero también por su entorno social: sus familias, amigos, profesores. Y esto, porque lo que buscamos es entregar una educación integral, que forme a las personas tanto en lo educativo como en lo humano”, sostuvo María. Al respecto, agregó que en España por ejemplo, los resultados de mejoras son concretos y lo que es estrictamente académico se puede visibilizar claramente en las pruebas estandarizadas externas y además muchos centros que implementan este modelo anulan el tema del ausentismo y mejoran las relaciones y el clima.

Natura, en conjunto con sus aliados locales, ha potenciado y llevado adelante este proyecto, conformando la Red de Comunidades de Aprendizaje en Chile. Así, la iniciativa comenzó a implementarse desde diciembre del año pasado y ya suma cinco colegios que han optado por esta transformación, de los cuales cuatro pertenecen a la Región Metropolitana, y uno a la Región de Tarapacá.

Para el año 2016, se pretende sumar al menos a 15 nuevas escuelas que quieran transformarse a Comunidad de Aprendizaje, y a diversos aliados que colaboren en la expansión e implementación del proyecto en Chile, entre ellos universidades, sostenedores de establecimientos educacionales, y otras instituciones vinculadas a educación.

Qué es Comunidades de Aprendizaje

Es una iniciativa del Centro de Investigación en Teorías y Prácticas Superadoras de Desigualdades (CREA) de la Universidad de Barcelona, basado en un conjunto de actuaciones educativas de éxito dirigidas a la transformación social y educativa, que responden a dos factores claves para el aprendizaje en la actual sociedad: las interacciones y la participación de la comunidad. Este programa comenzó a funcionar en 1995 en centros de todos los niveles educativos en España. Debido a su éxito es que se expandió a nivel internacional y actualmente ya opera en algunos países en Latinoamérica, como Brasil, Argentina, Chile, México, Perú y Colombia.

Sobre la base del aprendizaje dialógico, los establecimientos educacionales incorporan nuevas maneras de enseñanza, como tertulias literarias dialógicas, biblioteca tutorada, grupos interactivos, formación de familiares y participación educativa de la comunidad, entre otros.

Durante estos 20 años, se han observado mejoras en todos los indicadores relativos al aprendizaje, la convivencia y la cohesión social. De este modo, han mejorado los índices de abandono y repetición, fracaso escolar y las evaluaciones nacionales e internacionales. Los partes de convivencia se han perfeccionado, al igual que la participación de la familia y la comunidad. Es, en definitiva, un proyecto de transformación de las escuelas que ayuda a superar las desigualdades sociales desde la educación.

Para mayor información visita http://www.comunidaddeaprendizaje.com.es/